UFOVNI
Noticias de Tecnología, Ufología y de investigación de fenómenos aeroespaciales anómalos

El Fantástico Caso Lins

0 47

(UFOvni.org) El Fantástico Caso Lins. Uno de los casos más interesantes de la ufología brasileña ocurrió en el Hospital Serafim Correa, en Lins (SP), el 25 de agosto de 1968.

Texto original de SBEDV (Sociedade Brasileira De Estudios Sobre Discos Voadores)

En la madrugada del 25 de agosto de 1968, ocurrió un hecho en el sanatorio Serafim Ferreira, en Lins (SP), que, por su aparición, conmocionó a la opinión pública, ampliamente difundido por diarios y revistas del país. Cuatro meses después del incidente, SBEDV entrevistó a la principal protagonista del caso, D. Maria José Cintra, en su casa de Caiçara, que se encuentra a 45 minutos a pie del sanatorio.

Según su testimonio, alrededor de las 5 de la mañana del día 25 se levantó y estaba rezando su oración diaria cuando escuchó ruidos extraños parecidos a “crepitantes” afuera, en el patio del sanatorio. Abrió la ventana pensando que era un auto pero en cambio vio la figura de una mujer frente a la puerta del sanatorio.

Doña María le dijo que esperara a que se abriera la puerta. Se puso la bata de laboratorio y bajó las escaleras hacia la puerta. Como de costumbre, preguntó si se trataba de un internamiento. La extraña mujer respondió en un idioma desconocido y le entregó un vial, de unos 20 cm de largo. Doña María pensó que la visitante quería agua y la llevó al bebedero automático en otro vestíbulo. Mientras llenaba la botella, notó las características de la botella. Se veía muy bien hecho y tenía cierta belleza. Después de eso, el visitante tendió una taza para recoger más agua.

Mientras el visitante bebía, D. María Cintra dijo que allí el agua era buena sin recibir comunicación alguna en respuesta. El visitante miró entonces con interés dos autos estacionados afuera que se veían a través de las ventanas de la puerta. Al notar la mirada inquisitiva, el testigo explicó que uno de los autos pertenecía al médico de turno y el otro al administrador.

Después de eso, los dos regresaron por el mismo corredor. Cuando llegó al patio, entregó la botella al visitante, quien tomó una de las manos del asistente y con la otra palmeó la espalda de doña María mientras pronunciaba las palabras “embarúra, embaúra, embaúra”.

Fachada del Hospital Serafim Correa. La flecha indica la habitación de Dna Maria Cintra.

Cuando el visitante se fue, D. María estaba a punto de cerrar la puerta pero se detuvo cuando se dio cuenta de que el visitante, en lugar de ir a la salida, se dirigía hacia los macizos de flores en dirección contraria a la salida. Ese camino la llevaría a los altos muros del patio. En ese momento, una luz difusa se encendió sobre la región de los macizos de flores. D. María inmediatamente se dio cuenta de que se trataba de un objeto con forma de pera que flotaba a casi un metro del suelo.

En uno de los ojos de buey del objeto, D. María vio manos activando dispositivos en un panel. Cuando el visitante llegó al objeto, este despegó emitiendo los mismos chasquidos que escuchó D. María antes del episodio.

Dibujo de Doña María referente al objeto colgado frente al hospital.
Publicaciones relacionadas
1 De 3

Muy asustada, Doña María cerró la puerta. Debido al susto tenía micción involuntaria y sudoración. Su ropa estaba muy empapada. Tan pronto como la administradora del sanatorio se despertó, se contó a sí misma el episodio. Este último no creyó el informe y se sintió ofendido por la reacción del administrador y su esposa.

D. María los llevó al lugar donde había caído el objeto y notaron, perplejos, marcas de zapatos dentro del sanatorio (tanto D. María como el visitante). Afuera, sobre el césped, había una depresión circular de hierba chamuscada, de aproximadamente ocho pies de diámetro y quince pies de profundidad.

D. María describió a la mujer como aparentemente normal, de 1,60 metros de estatura, de piel clara, que vestía una capa azul brillante, sobre un vestido de cuello alto y mangas largas. Llevaba una especie de gorro en la cabeza, hecho de una tela similar a la de su capa.

El caso fue investigado por SIOANI, en ese momento una agencia de la FAB dedicada a la investigación OVNI.

La ciudad de Lins, resaltada en rojo en el mapa de São Paulo.
Ventana de la habitación donde estaba María Cintra, al inicio del contacto.
La protagonista Maria Cintra, reconstruyendo el caso, con motivo de la investigación de la Fuerza Aérea Brasileña a través del SIOANI.
Maria Cintra recrea el momento en que llena un cuenco con agua, a petición de la Ufonauta. La dama de la derecha interpretó el papel del extraterrestre.
Maria Cintra junto al investigador de la FAB Major Zani.
Maria Cintra indicando la marca que apareció en el lugar donde aterrizó el OVNI.
Maria Cintra indicando la marca que apareció en el lugar donde aterrizó el OVNI.
El lugar donde aterrizó el OVNI fue esterilizado durante algún tiempo.
Dibujo elaborado por especialistas de SIOANI en base al testimonio de Dna Maria Cintra.
Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas noticias, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento
Deja un comentario

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More