UFOVNI
Noticias de Tecnología, Ufología y de investigación de fenómenos aeroespaciales anómalos

Padre Giuseppe Madau: Un encuentro cercano del cuarto tipo

0 441

(UFOvni.org) Padre Giuseppe Madau: Un encuentro cercano del cuarto tipo. Un encuentro cercano del cuarto tipo, que primero causa asombro, luego miedo y que se mantiene en secreto durante décadas, por temor a la burla y la incomprensión. Una historia como tantas otras, de no ser por el lugar donde se habría producido el avistamiento -en un convento de frailes de Cerdeña-; para el protagonista – un novato; y quizás aún más para la época: 1948.

UN DISCO VOLADOR IMAGINARIO CON CÚPULA TRANSPARENTE

La historia es la que el padre Giuseppe Madau, un fraile franciscano que fue misionero durante mucho tiempo en África contó al CUN, el Centro Nacional OVNI. Después de esa impactante experiencia de juventud para él, en 1974 el padre Giuseppe había revivido otro episodio desconcertante: mientras aterrizaba en Zambia, su avión estaba flanqueado por una enorme plataforma cilíndrica de metal. Fue entonces cuando comenzó a indagar sobre el tema. En un libro de Roberto Pinotti, encontró la dirección de la CUN y envió una carta. Era diciembre de 1990.

En esa carta, en papel con membrete del Centro Misionero Italiano de los Frailes Menores Conventuales de Roma, explica brevemente la historia que había presenciado a los 18 años, cuando estaba en el convento de Oristano, diciendo incluso que estaba dispuesto a sufrir regresión hipnótica. Gianfranco Neri, en ese momento coordinador nacional de Cun, intrigado y fascinado, inmediatamente le respondió haciéndole varias preguntas. La segunda carta enviada por el religioso permitió a la CUN comprender la importancia y peculiaridad de lo que el padre Madau estaba seguro de haber vivido.

Unos años más tarde, Gianfranco Degli Esposti (en ese momento, coordinador de Emilia-Romaña) intentó volver a ponerse en contacto con los franciscanos, a través del cuerpo religioso de Roma. Y tuvo suerte: el fraile -ya anciano- había regresado de Zambia para las vacaciones de Navidad y accedió a conocerlo en persona. Así, en ese encuentro cara a cara, pudo revelar todos los detalles que recordaba de ese absurdo evento por decir lo menos.

UN DIBUJO QUE DESCRIBE LA HISTORIA DEL PADRE MADAU

Así, aquel 13 de septiembre de 1948, hacia el anochecer, el joven franciscano rezaba el rosario mientras paseaba por el jardín del convento, acompañado de un perro anciano. Era un día de fiesta en Oristano y la ciudad se engalanó de luces. De repente, Joseph vio algo extraño en el cielo que se acercaba desde arriba. Al mismo tiempo, escuchó muchas voces al otro lado de la pared quejándose de que se había ido la electricidad. El objeto sobre él rápidamente tomó forma: parecía una campana, coronada por una cúpula transparente dentro de la cual vio a dos hombres.

Eso mismo dijo: dos hombres, bien parecidos y de tez clara, a los que el fraile hizo un gesto instintivo de saludo con la mano y al que respondieron cordialmente los dos muchachos vestidos con un mono plateado. Luego salieron al borde del objeto volador y le hicieron señas para que lo siguiera. En ese momento, el padre Giuseppe se retiró, asustado: si hubiera subido allí con ellos -pensó- ya no podría ser franciscano. Ante su negativa, los dos muchachos subieron a bordo y comenzaron una extraña maniobra.

El disco cambió su configuración y apariencia. El religioso ahora vio una sección diferente y notó que rayos de luz casi sólidos salían del objeto y lo centraban y sonaban. Giuseppe -dijo décadas después de ese día- se sentía como “dedos eléctricos” rebuscando en su cerebro. Primero sintió una sensación de hormigueo, luego dolor. Aterrorizado, invocó a la Virgen para que lo ayudara. En su mente, escuchó una voz femenina decir “Para, para“, a lo que otras voces confundidas y aceleradas respondieron.

Publicaciones relacionadas
1 De 69

El novicio renovó su pedido de auxilio a la Madre Celestial y esta vez perentoriamente la misma voz femenina ordenó: “¡Déjalo en paz!“. La luz se detuvo. El joven vio al perro a su lado flotando en el aire y luego, habiendo llegado a 20 centímetros sobre el suelo, cayó al suelo. Incluso el fraile, que se había sentido tan ligero como una tela colgada de los tendederos, volvió en sí. Desde la calle llegaban los gritos de la gente: “Por fin ha vuelto la luz…”, decían. El apagón había terminado en el mismo instante en que ese misterioso objeto con sus ocupantes había desaparecido.

UN PASAJE DE LA CARTA AUTOGRÁFICA DEL PADRE MADAU

El joven franciscano estaba preocupado por lo que había visto y que ni siquiera podía entender. Entró en el convento, mientras los demás frailes ya se preparaban para el rezo de Vísperas. Trató de contarles lo que acababa de pasar en el jardín, pero los demás, molestos por su parloteo, lo invitaron a callarse. Cosa que hizo el padre Madau durante muchos años, hasta que encontró el coraje de escribir esa carta a la CUN.

Una detallada y sorprendente historia que el clérigo -fallecido en 2013- fue seguida por un análisis igualmente interesante. El texto autografiado fue redescubierto por Franco Marcucci, jefe del archivo del Centro Nacional OVNI, quien amablemente me lo pasó. En esas dos páginas manuscritas, siempre en papel con membrete del mismo centro misionero romano, en marzo de 1999 el padre Giuseppe intentaba dar una explicación a ese fenómeno. Evidentemente, a lo largo de los años había pensado durante mucho tiempo y sus conclusiones merecen atención. Aquí está la transcripción fiel, las partes subrayadas están así en el artículo original:

Estimado Gianfranco, gracias por tu carta del 8-2-99, con la que también me enviaste el programa del simposio del 3-4-5 DE ABRIL. Mi experiencia ufológica no me da derecho a pontificar sobre el tema, pero sí la posibilidad de opinar, después de más de 50 años de los hechos. Aquí están mis opiniones:

a- El problema OVNI se solventa sólo con los datos que ofrecen experiencias paralelas del mundo bíblico.
b- Los científicos deben abordarlo con humildad, sabiendo que no les interesan los microbios y las amebas, sino los seres con una inteligencia y una cultura muy superior a la nuestra.
c- Cualquier preconcepto materialista-positivista tomado de la cultura humana debe suspenderse hasta que los hechos se revelen en su verdadera naturaleza.
d- Entre los seres del mundo OVNI, algunos son ciertamente buenos, otros ciertamente malos.
e- ¿Qué historia hay detrás de la vida de estos seres?
f- Evitar la interpretación de ciencia ficción del universo y sus habitantes porque aún no conocemos la verdadera naturaleza del universo.
g- Aquí me detengo”.

El padre Giuseppe declinó amablemente la invitación a participar en la conferencia debido a compromisos de trabajo: tenía que regresar a su misión en Zambia. Pero agregó otros datos sobre su abducción en 1948: “Recuerdo un detalle de la primera experiencia ovni: el ovni me llevó a mí y al perro por el primer camino del jardín y nos dejó en el segundo, el central. Lo recuerdo por unas piedras negras, sobre las que nos encontramos, el perro y yo, cuando descendíamos (?). Distancia desde el primer punto: apenas unos diez metros“.

FRANCO MARCUCCI DEL CUN

Quizá por eso el fraile experimentó también una especie de “tiempo perdido“, porque se encontraba en un lugar diferente -aunque a pocos metros- de donde había visto el objeto volador y la sensación de ser “luz luz” parecía tener sido causado por una especie de “ascensión” hacia arriba producida por esos rayos de luz. La carta concluía con agradecimientos, saludos y un deseo:

Deseando un gran éxito en la solución del problema más importante socialmente en el mundo de hoy, el de los ovnis”, leemos de hecho en las últimas líneas. “Reflexiones nada despreciables, dado que se trata de un sacerdote. Hay que reconocer que lo que le pasó no fue una tontería. Y si una persona así cuenta una historia como esta, creo que debería tomarse en consideración”, comenta hoy Franco Marcucci.

Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas noticias, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento
Deja un comentario

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More